Les 8 rutas de BTT para descubrir la Costa Brava y los Pirineos de Girona

La Costa Brava y el Pirineo de Girona están rellenos de caminos, senderos y pistas para adentrarse en bicicleta de montaña y captar de cerca todos los detalles de la zona. Os presentamos ocho rutas de varias dificultades y duración aptas para todos los niveles y ideales para combinar kilómetros, ascensos, descensos, paisajes de mar, de cultivo, caminos, bosques y vistas espectaculares. ¿Os lo perderéis?

Crèdit: Alex Gosteli

Crédito: Alex Gosteli

1. Sant Pere Màrtir d'Amer, un pedacito de La Selva

Con inicio en la antigua estación de ferrocarril de Amer estamos ante una ruta muy variada con descensos y ascensos no muy pronunciados. Desde las colinas que rodean Amer y Sant Julià podráéis disfrutar de una gran panorámica de los acantilados de Sant Roc y del valle del Ter. El recorrido pasa por pistas forestales en medio de bosques y os acerca hasta el oratorio de Sant Pere Màrtir, donde podéis hacer una parada a descansar. Más adelante os encontraréis con el río Ter y podéis desviaros unos metros hacia la calle Vell de Sant Julià donde descubriréis un puente medieval del siglo XI. ¡Vale la pena!

Nivel: medio

Distancia: 21,3km

Desnivel: 416m

2. La Gavarra marítima, pedaleando por el Baix Empordà

Si queréis atreveros con una ruta difícil y llena de tramos técnicos, ¡esta es la vuestra! Comenzando en la antigua estación de ferrocarril de Castell d’Aro os espera una subida pronunciada y larga que os exprimirá al máximo hasta llegar a un Club de Golf. Desde aquí sale una bajada técnica dentro de las ruinas del Mas Riera y dirección Romanyà. Un lugar paradisíaco os espera a medio camino: la fuente de la Castañeda, un rincón lleno de contrastes naturales que no os dejará indiferentes. El último tramo hacia Castell d’Aro es por una trialera técnica y complicada pero excitante que os llevará hasta el destino final.

Nivel: alto

Distancia: 26,9km

Desnivel: 328m

3. El camino natural de la Muga, una vuelta por el Alt Empordà

Esta ruta es perfecta para conocer toda la flora y fauna del Alt Empordà ya que circula cerca del Camino Natural de la Muga, un curso fluvial que conecta espacios como la Alta Garrotxa, las Salinas o el Parque Natural de los Aiguamolls del Empordà. Precisamente la ruta comienza en Empuriabrava y finaliza en Sant Llorenç de la Muga en un recorrido apto para todos y que pasa por villas con encanto como Castelló d’Empúries, Peralada, Cabanes, Pont de Molins, Boadella y Terrades. Durante el camino, de fácil pedalear, os cruzaréis con humedales, campos de cultivo, bosques, antiguos molinos, saltos de agua, pozos de hielo… en definitiva, ¡una gran variedad de atractivos que harán que os pase el tiempo volando!

Nivel: bajo

Distancia: 42km

Desnivel: 332m

Crèdit: Volata

Crédito: Volata

4. Por el interior del Pla de l'Estany

Gran belleza y dificultad notable, esto es lo que os encontraréis en este circuito por el Pla de l’Estany. No se dejéis engañar por el nombre porque se trata de un sube-y-bajacontinuo. La ruta se inicia en Palol de Revardit y pasa por pequeños pueblos rurales llenos de encanto, así como por diversas iglesias románicas repartidas por la comarca. Durante estos pocos más de 40 kilómetros podréis explorar senderos que no conocen ni siquiera muchos de los habitantes de la comarca. ¡No os lo perdáis!

Nivel: alto

Distancia: 43km

Desnivel: 625m

Crèdit: Volata

Crédito: Volata

5. Ascenso en Sant Grau, en el Gironès

Con salida y llegada en el Centro BTT de San Gregorio, este recorrido sigue el cauce del arroyo de Llémena hasta unirse con el río Ter. A partir de ahí sigue dirección el pueblo de Constantins, pasando por la fuente de Can Perris, donde tras una pista forestal sube hasta la cima de Sant Grau (495m), desde donde podréis contemplar unas vistas espectacularesy donde aún están los restos del castillo de Tudela. Para volver bajaréis por una pista forestal rápida y técnica en dirección al punto de origen. ¡A pedalear se ha dicho!

Nivel: medio

Distancia: 22km

Desnivel: 383m

6. De Montagut a Sadernes, descubriendo la Alta Garrotxa

En esta bonita ruta encontraréis un poco de todo y ya desde un inicio incluye un descenso por senderos que os pondrán a prueba. De ahí, en dirección Castellfollit, el camino sube hacia el mas Espigulé. En este punto el sendero es muy empedrado y complicado y es posible que tengáis que bajar de la bicicleta para superarlo. A continuación encontraréis una pista que conduce hasta Santa Bárbara, una ermita que os regalará unas vistas privilegiadas de la comarca, una gran recompensa después del esfuerzo. Después de admirar el paisaje, Sadernes os espera y el majestuoso puente románico de Llierca también. A partir de este punto continuaréis hacia Tortellà y Montagut, el pueblo de inicio y final de la ruta. ¡El circuito perfecto para conocer un trocito de la Garrotxa!

Nivel: alto

Distancia: 23,6km

Desnivel: 834m

7. Enlazando los valles de Camprodon y Ribes, en el Ripollès

La ruta más larga de todas circula por el Ripollès y une el Valle de Camprodon con la de Ribes en un recorrido exigente que supera los 2.000m de altitud, por lo que es recomendable hacerla en época de buen tiempo. Saliendo desde Vilallonga de Ter subiréis hacia Tregurà donde seguiréis ascendiendo por una pista forestal que conduce hasta la falda del Balandrau y del monte Cerverís, el techo de la ruta. Pasado un paso canadiense se entra en el valle de Pardines, donde empieza un descenso que os llevará hasta el pueblo que da nombre al valle. Desde aquí volveréis a subir por la pista de la collada Verda que os ofrecerá unas vistas magníficas. Ahora ya sí que será todo bajada hasta Vilallonga de nuevo. ¡Después de casi 52km os mereceréis una buena comida!

Nivel: alto

Distancia: 51,86km

Desnivel: 1.593m

De Ger a Montmalús, recorriendo La Cerdanya

El pequeño pueblo de Ger es el punto de incio de esta ruta corta pero explosiva que os dejará con la boca abierta. El trazado pasa por lugares que os harán deteneros a admirar el paisaje y, a pesar de ser una ruta de nivel medio – alto, valdrá la pena cada pedalada. El reto del circuito lo encontraréis después de llegar a All, donde una subida larga y continuadade 7km os llevará hasta el pueblo abandonado de Montmalús. A partir de ahí, un descenso rápido y técnico será la recompensa a todo el esfuerzo, que os acompañará de unas vistas únicas de todo el valle de la Cerdanya. ¡Apretad piernas y arriba!

Nivel: medio – alto

Distancia: 16km

Desnivel: 626m

Crédito: Alex Gosteli

Alojamiento y alquiler de bicicletas

Es posible que más de un recorrido os llame la atención y que no queráis hacer sólo una ruta. Si es así, podéis hacer un vistazo a la oferta de alojamientos adaptados para ciclistas que hay en las diferentes comarcas y organizar vuestra propia ruta. Si, de otra manera, deseáis hacer sólo una degustación y no deseáis cargar la bicicleta, siempre podéis alquilar una en cualquiera de estos establecimientos. ¡Cualquier forma es buena para adentrarse en el territorio!