Descubre el Pirineo de Girona a pie

El famoso GR11, conocido como Transpirenaica, es el que cruza el Pirineo de punta a punta, desde el Cap de Creus hasta el Cantábrico a lo largo de más de 400km. A continuación os proponemos algunas etapas que cruzan las comarcas de Girona como el Alt Empordà, la Garrotxa, el Ripollès o la Cerdanya, todas ellas señalizadas con las ya conocidas marcas rojas y blancas que caracterizan los senderos de gran recorrido.

Crèdit: Abert Duch

Crédito: Albert Duch

De La Vajol a Albanyà

Esta larga etapa de casi 26km transcurre principalmente por pistas de tierra y de forma puntual se adentra por algún sendero, por lo que la dificultad técnica es mínima. Atravesaréis la zona conocida como Salines-Bassegoda y descubriréis a medio camino un pueblo encantador como es Maçanet de Cabrenys.

Distancia: 25,8 km

Desnivel: 816 m

Dificultad: Media

Estany de Malniu. Alex Tremps. Arxiu Imatges PTCBG

Crédito: Alex Tremps

De Sant Aniol d'Aguja a Beget

Una etapa ideal para descubrir la poco conocida Alta Garrotxa. Desde el paraje mágico de Sant Aniol d’Aguja por senderos abruptos y salvajes, superando cuellos y barrancos, hasta llegar a la bonita población de Beget. Sólo al final de la jornada hay un pequeño tramo por pista y carretera. Esta etapa ofrece paisajes preciosos y llenos de encanto: el espectacular Salt de la Núvia, el núcleo abandonado de Talaixà, el valle de Hortmoier, los callejones empedrados de Beget … ¡una delicia!

Distancia: 15,85 km

Desnivel: 794 m

Dificultad: Media

De Setcases al Santuario de Núria

Una manera de llegar hasta Núria que te hará ir con la lengua fuera durante todo el recorrido. Son casi 20 km  exigentes con una subida continuada de 15 km. Eso sí, es una de las etapas más amadas por los excursionistas que abordan esta aventura, ya que transcurre por medio de un ambiente de alta montaña que deja sin palabras. Vistas maravillosas en todas direcciones, el camino transcurre entre Tirapits y el cuello de Noufonts, montañas que superan los 2800m y la espectacular llegada que pone los pelos de punta en el santuario de Núria, un momento místico que cuesta explicar. ¡Hay que vivirlo!

Distancia: 19,5 km

Desnivel: 1700 m

Dificultad: Difícil

De Puigcerdà al Refugio de Malniu

Subida y más subida. Esta etapa transcurre en subida. Desde la capital de la Cerdanya deberéis caminar por el lado de la carretera hasta Guils de Cerdanya. En este punto subiréis por el lomo de Peransalt hasta el Pla de la Feixa. Finalmente bajaréis hasta el refugio de Malniu, a 2.130 m de altitud a los pies de las grandes cimas del Puigpedrós. Desde aquí es muy recomendable visitar el lago de Malniu, ¡una perla mágica de la Cerdanya!

Distancia: 14,8 km

Desnivel: 1.083 m

Dificultad: Media

Preparaos bien y ataros fuerte las botas, porque el Pirineo no os dejará indiferentes, ¡nunca lo hace! Os  hará sudar, pero cada paso que hagáis agradeceréis el paisaje que os acompaña. ¡A caminar!