Las 5 rutas de ciclismo de carretera en Girona que no olvidarás

Las comarcas de Girona son un paraíso para los amantes de la bicicleta y el asfalto. Sus carreteras sinuosas esconden grandes rutas para recorrer el territorio desde el mar hasta los Pirineos. Muchas de ellas son el terreno de entrenamiento del triatleta olotí Nan Oliveras. Os presentamos cinco, ideales para personas con nivel avanzado, que no os dejarán indiferentes: poneros el maillot, el casco y a pedalear por la Costa Brava y el Pirineo de Girona.

1. DE LA COSTA AL INTERIOR

Si tenéis ganas de ver mar y también interior, ¡esta es la ruta perfecta! Con inicio en Lloret de Mar se adentra hacia los macizos de la Ardenya y de las Gavarres. Los primeros kilómetros discurren por una de las vías costeras más impactantes de la Costa Brava, son agradables y os servirán para calentar y preparar las piernas por lo que vendrá después. Enseguida, la carretera sube hacia el interior en dirección al primer puerto de la ruta, el Coll de Sant Grau, con pendientes que pueden llegar al 14%. El siguiente cuello es el de Santa Pellaia, más regular que os servirá para recuperar energías y terminar con el Coll de Romanyà de la Selva, el más asequible de todos. Eso sí, después de este todavía os esperan algunas ondulaciones hasta volver a Lloret de Mar, ¡donde os espera un merecido refresco con vistas al mar!

Nivel: alto

Distancia: 137km

Desnivel: 1850m

2. LA EDAD MEDIA SOBRE RUEDAS

Esta es la ruta ideal para viajar ocho siglos atrás pasando por varios pueblos medievales sin dejar de lado un puerto bien popular, el cuello del Santuario de la Virgen de los Ángeles. Se encuentra justo al principio de la ruta y son 10 kilómetros de pendiente moderada que os hará sentir como el ciclista más profesional. A partir de aquí ya todo va de bajada y atravesaréis pueblos con encanto como Púbol, La Pera, Monells o Peratallada, donde el tiempo parece haberse detenido. Es una ruta perfecta para ganar fondo y trabajar la cadencia con inicio y final en Girona, ¡la capital del paraíso ciclista!

Nivel: medio

Distancia: 103km

Desnivel: 900m

3. EL ALT EMPORDÀ EN DOS ACTOS

¡Os desvelamos dos etapas por el Alt Empordà para exprimir la sesión al máximo! La primera se inicia en Figueres y se alarga hasta Llançà, pasando por Rosas, donde comienza el tramo de montaña hasta Cadaqués y la punta más oriental de Cataluña, el Cap de Creus. No os desaniméis con las rampas y el viento que sopla en esta zona, ¡las vistas valen la pena! Desde el Port de la Selva subiréis al famoso monasterio de Sant Pere de Rodes para volver después hacia Llançà. De aquí parte la segunda etapa, que vuelve a Figueres, recorre la costa y se adentra puntualmente en Francia. Es una zona de puertos cortos entre pueblo y pueblo pero en Banyuls los pendientes se acercan al 20%. Tras este aún os espera el de La Vajol y desde ahí un rodar fácil hasta destino. Una ruta para todos los gustos con plano, montaña, toboganes… ¡diversión asegurada!

Nivel: medio – alto

Distancia: 95km/115km

Desnivel: 1300m/1650m

4. DOS OBJETIVOS DES DE BANYOLES

Que no os engañe el inicio suave desde Banyoles porque enseguida notaréis dolor de piernas subiendo hasta el santuario del Monte, con casi mil metros de desnivel en sólo 19 kilómetros y 10 más con muros de hasta el 15%. Después de esta sudada, de nuevo hacia Banyoles para encarar la segunda escalada en el santuario de la Virgen de Rocacorba, también con pendientes muy duros hasta la antena de telecomunicaciones, que marca el final de la ascensión. Desde aquí ya podéis deshacer el camino e ir directos hacia el lago de Banyoles a remojaros un poco, ¡que os lo merecéis!

Nivel: alto

Distancia: 105km

Desnivel: 2050m

5. UN VIAJE AL ROMÁNICO

Saliendo de Olot prepararos para hacer hervir las piernas y poner el corazón a mil. Es una de las rutas más duras con 2100m de desnivel positivo, un paraíso para los amantes de los puertos, 42 kilómetros para superar a tres con rampas de hasta el 12%, el de Bucs, Burgarès y Canes. Pasaréis por Beget, Camprodon, Ogassa y Ripoll, lugares perfectos para hacer una pausa y recargar fuerzas. Desde Ripoll hasta Olot son 15 kilómetros relajados que las piernas agradecerán después del esfuerzo. ¡Si tenéis ganas de poneros a prueba no os lo penséis dos veces!

Nivel: alto

Distancia: 115km

Desnivel: 2100m

Alojamiento y alquiler de bicicletas

Si no os veis capaces de hacer una ruta entera siempre la podéis dividir en varias etapas a vuestro gusto o si queréis hacer varias podéis alojaros en establecimientos adaptados a ciclistas. Desde campings, hasta hoteles, apartamentos, hostales o alojamientos rurales. ¡Podéis consultarlos aquí!

En caso de no tener bicicleta siempre podéis alquilar una en cualquiera de estos establecimientos, donde os asesorarán para escoger la que mejor se adapte a vosotros. Y podéis consultar la oferta de rutas y salidas ajustadas a vuestro nivel. No hay excusa, ¡a disfrutar de las carreteras gerundenses!